Durante un encuentro con  la comunidad del Hospital rural de Tlaxiaco en Oaxaca, el presidente Andrés Manuel López Obrador retomó los hechos sucedidos en Culiacán la tarde del jueves 17  y expresó a los asistentes que se tomó una decisión que marca la diferencia.

Dijo que había una orden de detención de un presunto delincuente famoso, pero que hubo una reacción de esta banda, se armaron, y se estaba poniendo en riesgo la vida de mucha gente, tanto de los mismos delincuentes como de soldados, policías, servidores públicos y gente civil; iba a ser una situación muy difícil y se tomó la decisión de no continuar con la acción de detención de esta persona (un hijo del “Chapo” Guzmán).

El mandatario reiteró que “vale muchísimo más la vida de los seres humanos que la detención de un presunto delincuente. La paz, no a las masacres, y no se puede enfrentar la violencia con la violencia”.

Apuntó que “eso de la ley del Talión fue después corregido, eso está en el Antiguo Testamento, pero en el Nuevo Testamento ya se habla de que lo más importante es la paz, no el diente por diente, ojo por ojo, porque nos quedaríamos tuertos todos o chimuelos todos. Amor al prójimo, eso es lo que tenemos que llevar a la práctica”.

Adelantó que “nos van a criticar nuestros adversarios, no importa, no somos iguales. Nosotros vamos al cambio por el camino de la concordia. La paz y la tranquilidad son frutos de la justicia. El mal se enfrenta con el bien, no se puede enfrentar al mal con el mal. Esto es distinto”.

Añadió López Obrador que ya no se va a masacrar al pueblo ni usar al Ejército para reprimir al pueblo de México, pues además los soldados son pueblo uniformado “que nos están ayudando mucho, están actuando con mucha responsabilidad”.

Agregó que “un dirigente puede poner en riesgo su vida, pero no tiene el derecho de poner en riesgo la vida de los demás’. Nosotros tenemos que cuidar la vida de todos los seres humanos. No a la guerra, sí a la paz”.

Por otra parte, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, pidió a los actores políticos respaldar al presidente Andrés Manuel López Obrador en su lucha contra el crímen organizado.

La encargada de la política interior del país lamentó los hechos de violencia que se registraron en los últimos días y recordó que uno de los objetivos del gobierno es pacificar al país, sin arriesgar a la población.

En su cuenta de Twitter, expresó que  lamentaba profundamente “los hechos de violencia que se registraron en los últimos días. Es momento de que todos los actores políticos respaldemos al señor Presidente de la República”, en su lucha en contra del crimen organizado.

Agregó que “uno de los objetivos principales de esta administración es pacificar al país, pero no debe de ser arriesgando a padres, madres e hijos. Lo más importante es la vida de las personas”, añadió en su cuenta @M_OlgaSCordero

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here