El gobierno británico eliminó la aplicación de cuarentena de 14 días para viajeros procedentes de unas 60 naciones consideradas de “bajo riesgo” por el coronavirus, entre las que aparecen Francia, España, Alemania e Italia, pero no a Estados Unidos, que es la nación con más casos de COVID-19 del mundo.

De acuerdo con el gobierno de Boris Johnson, los cambios entran en vigor el 10 julio, un mes después de que el país comenzó a demandar de quienes llegaran del extranjero aislarse 2 semanas.

El secretario de Transporte, Grant Shapps, dijo que los países se clasificarán con un sistema de semáforo: verde para las que tengan riesgo bajo, ámbar para aquellas con riesgo medio y rojo para las de riesgo elevado.

Estados Unidos, con el mayor número de contagiados y fallecidos por coronavirus en el mundo, estará en rojo y por ello, quienes lleguen desde el país de las barras y las estrellas tendrán que hacer cuarentena.

El gobierno retirará este sábado su advertencia contra viajes a varios países, lo que supone que los turistas británicos podrán irse de vacaciones al extranjero.

Los cambios anunciados se aplican solo a Inglaterra, un indicio de las fricciones entre el gobierno central del primer ministro, Boris Johnson, y las regiones semiautónomas que forman el país,  Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here