El Ministerio de Salud Rusia registró la tercera vacuna rusa contra el coronavirus, de nombre CoviVac, anunció el primer ministro del país, Mijaíl Mishustin.

El fármaco fue creado por el Centro Científico Federal de Investigaciones y Desarrollo de Fármacos Inmunobiológicos M.P. Chumakov, de acuerdo con Mishutsin, las primeras 120 mil dosis de CoviVac “se lanzarán a la circulación civil a mediados de marzo”.

La población rusa utiliza hoy día la vacuna Sputnik V, desarrollada por el Centro Gamaleya con el Fondo de Inversión Directa de Rusia, cuyo fármaco se convirtió en la primera vacuna registrada del mundo contra el coronavirus.

Además, en octubre pasado, las autoridades sanitarias registraron otra vacuna, llamada EpiVacCoron, desarrollada por el centro de virología y biotecnologías Véktor.

CoviVac no han pasado a la tercera fase de ensayos clínicos con un número de participantes estadísticamente relevante. En la primera fase participaron 200 personas, de las cuales 150 recibieron la vacuna y el resto placebo en forma de hidróxido de aluminio.

La segunda fase de ensayos clínicos contó con la participación de 200 personas, y a diferencia de la primera fase, cuando los investigadores estudiaban la seguridad de la vacuna, en la última etapa se enfocaron en la formación de anticuerpos y la inmunogenicidad, en otras palabras, la capacidad de activar el sistema inmunitario e inducir una respuesta inmune al coronavirus.

El profesor Gueorgui Ignátiev, que encabeza el departamento de virología general y es jefe adjunto para la Calidad e Innovación en el centro Chumakov, sostiene que la vacuna no debería resultar más traumática para el organismo que otros fármacos.

CoviVac prevé la inyección de la segunda dosis 2 semanas después de la primera inoculación en lugar de 3 semanas, lo cual es importante en condiciones de una pandemia.

La principal diferencia entre la CoviVac y otras vacunas es que se trata de una vacuna muerta que se basa en el virus inactivado, y por lo tanto, es incapaz de provocar la enfermedad. Los científicos usaron el cultivo celular ruso que reproducen en el centro tras tomar muestras de los pacientes hospitalizados que contrajeron el covid-19.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here