El Instituto Nacional de Estadística y Geografía informa que en julio de este año el Índice Nacional de Precios al Consumidor registró un alza de 0.66% respecto al mes inmediato anterior, así como una inflación anual de 3.62%.

El registro del índice es el más elevado desde febrero pasado cuando estaba por iniciar el brote de coronavirus en el país.

En el mismo mes pero de 2019 las variaciones fueron de 0.38% y de 3.78% anual.

El índice de precios subyacente aumentó 0.40% mensual y 3.85%, mientras que el índice de precios no subyacente avanzó 1.48%o mensual y 2.92% anual.

Dentro del índice de precios subyacente, se tuvo un incremento a tasa mensual en los precios de las mercancías de 0.64% y en los servicios de 0.13%.

Al interior del índice de precios no subyacente, los precios de los productos agropecuarios descendieron (-)0.03 por ciento mensual, en tanto que los precios de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno subieron 2.70%..

Sin embargo, la inflación anual se mantiene en los rangos estimados por el banco de México.

El Instituto aclara que como se informó oportunamente ante las medidas extraordinarias adoptadas por el estado de emergencia sanitaria originada por el COVID-19, a partir del mes de abril y mientras dure esta emergencia sanitaria, la medición del Índice Nacional de Precios al Consumidor seguirá utilizando medios electrónicos como el Internet, correo electrónico, teléfono y otras tecnologías de la información para obtener sus cotizaciones, en tanto sea posible retomar la visita directa a los comercios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here