El Fondo Monetario Internacional dijo este lunes en el marco del Foro Económico de Davos que factores como el Brexit, disputas comerciales y otras factores, amenazan el crecimiento mundial, y de hecho pronostica una desaceleración mayor que la prevista para este año.

En la actualización se su informe llamado “Perspectivas de la economía mundial”, el FMI es pesimista en sus proyecciones contra lo que pronosticaba en octubre pasado entidad, estimando ahora un crecimiento del 3,5% para la economía mundial este año, 0,2% menos que su última estimación.

Más aún, el FMI estima un crecimiento mundial del 3,6% en 2020, lo que supone una baja d e0,1% respecto al pronóstico de octubre.

En el caso de América Latina, recortó sus previsiones para este año y el próximo en 0,2% por debajo de lo previsto en octubre, a un nivel del 2% en 2019 y 2,5% en 2020.

El FMI destacó que las condiciones financieras ya se han deteriorado en los últimos meses.

Se trata del segundo recorte en pocos meses de las previsiones para la economía mundial, aunque según el Fondo, las 2 mayores economías mundiales, Estados Unidos y China, permanecen a resguardo y sus pronósticos de crecimiento quedaron intactos en 2,5% y 6,2% respectivamente.

Varias economías grandes sufrieron, sin embargo, importantes recortes a la baja, entre ellas Alemania, Italia y México.

El FMI advirtió sobre los riesgos que persisten en el crecimiento, que ya acusó los embates de los aranceles de cientos de miles de millones de dólares entre Estados Unidos y China, a pesar de la tregua anunciada el 1 de diciembre por Washington.

La revisión a la baja del crecimiento en América Latina se debe a un recorte de las perspectivas del crecimiento para México en 2019 y 2020, atribuidas a una caída de la inversión privada, y al hecho de que la contracción en Venezuela va a ser peor de lo que se anticipaba.

Para México el FMI pronostica un crecimiento del 2,1%, con un recorte de 0,4 puntos porcentuales con respecto a octubre.

En cambio, el informe destaca que, en el caso de Brasil, el país está en la senda de la recuperación después de la recesión que lastró su economía en 2015 y 2016, con un crecimiento revisado al alza de 0,1 puntos porcentuales hasta el 2,5% en 2019. Para Argentina, la recesión se prolongará en 2019, como estaba previsto, a medida que el país aplica las reformas acordadas con el FMI, pero la economía lograría atisbar brotes verdes en 2020.

Para la zona euro, el FMI se muestra menos optimista con una proyección de crecimiento del 1,6% frente a sus previsiones anteriores que situaban en 1,9% la expansión proyectada. Alemania es el país que sufrió el mayor recorte a la baja, con un ajuste de 0,6 puntos porcentuales hasta el 1,3%, seguido de Italia (-0,4 puntos porcentuales hasta el 0,6%) y de Francia (-0,1 hasta el 1,5%).

El FMI expresó su inquietud respecto a la incertidumbre en la que está sumido Reino Unido con las dificultades para organizar una salida de la UE.

La entidad no rebajó más su previsión de crecimiento para el país, estimada en un 1,5% por el tirón que espera que traigan las medidas para estimular la economía anunciadas en el presupuesto de 2019.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here