La explosión ocurrida el pasado 4 de agosto en el puerto libanés de Beirut ha sido recientemente objeto de una reconstrucción en 3D por parte de la
Forensic Architecture, agencia de investigación de Goldsmiths, Universidad de Londres.

El desastre dejó un saldo de más de 200 muertos y unos 6 mil 500 heridos.

Los expertos lograron determinar el punto exacto de la explosión, luego de .
examinar fotos y videos del accidente captados por testigos, y de estudiar la información sobre las columnas de humo y el incendio.

El equipo también comparó los datos con imágenes del interior del almacén donde se guardaban los explosivos, que fueron tomadas antes del estallido y se concluyó que la causa más probable de la tragedia fueron “las múltiples capas de negligencia por parte del Estado”.

Los investigadores afirmaron que 2 mil 750 bolsas de nitrato de amonio estuvieron almacenadas con 23 toneladas de fuegos artificiales, así como un millar de neumáticos, sin respetar las distancias de seguridad.

Gareth Collett, experto en explosivos de la ONU, señaló que “el nitrato de amonio es extremadamente difícil de detonar sólo con fuego. Sin embargo, cuando permanece en un espacio cerrado y está contaminado, puede llevar a una detonación catastrófica”.

Precisó que “Se sensibiliza por la presencia de la más mínima cantidad de aditivos y, por lo tanto, debe ser separado”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here