La Comisión Nacional de los Derechos Humanos dirigió una Recomendación al Secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, en principio, por no garantizar tarifas preferenciales, descuentos y/o exenciones en el servicio de transporte aéreo de pasajeros, que se contemplan en el artículo 20 de la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores, a una persona mayor a pesar de contar con credencial expedida por el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores.

La recomendación también es para el Procurador Federal del Consumidor, Ricardo Sheffield Padilla, porque esa dependencia no intervino de manera preventiva y efectiva al no verificar que las aerolíneas comerciales aplicaran los beneficios dispuestos por la ley.

La CNDH se remite al 10 de noviembre de 2015 cuando el INAPAM solicitó su intervención respecto de la respuesta que la SCT dio al problema planteado por la persona quejosa. El caso se remitió a la PROFECO por ser asunto de su competencia, y el 25 de julio de 2017 la persona agraviada se dirigió de nueva cuenta a la Comisión Nacional para señalar que la PROFECO no le había informado del estado y avance de su queja.

Al realizar la investigación respectiva, se constató la inobservancia de los derechos de acceso y movilidad de las personas mayores en lo general, ya que el 79% de esas aerolíneas no otorgan beneficio o descuento alguno, mientras que en las restantes los criterios y requisitos de aplicación discrepan de lo señalado en la Ley.

Por ello, la CNDH realiza un pronunciamiento bajo el enfoque de empresas y derechos humanos, por la actuación omisa de dichas autoridades respecto del actuar de empresas privadas, ya que se constató que la SCT y la PROFECO no cuentan con mecanismos de prevención de violaciones a derechos humanos e incurrieron en responsabilidad institucional al no respetar la atención integral y preferente para las personas mayores.

Además de no resolver el problema de la víctima, tampoco se le orientó de manera adecuada sobre la forma en que podría reclamar y se observó el desconocimiento de la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores.

Por lo anterior, la Comisión recomienda al Secretario de Comunicaciones y Transportes celebrar los convenios para que las aerolíneas nacionales e internacionales que operan en el país otorguen tarifas preferenciales, descuentos y/o exenciones a las personas mayores sobre los precios establecidos para el público en general; difundir el acuerdo que corresponda para incluir la “cláusula obligacional de los derechos humanos” y en los títulos de concesión y permisos que la SCT otorgue a empresas que presten el servicio público de transporte aéreo, terrestre o marítimo, además de capacitar a su personal en este asunto

Al titular de PROFECO se le recomienda emitir el acuerdo o disposición para que en quejas o denuncias se aplique el criterio de consumidor material y no el de consumidor normativo o contractual, se inicie la investigación sin el requisito de la compra o adquisición de un boleto de avión; capacitar a su personal sobre derechos humanos de las personas mayores y se haga saber de su cumplimiento a la CNDH.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here