El dirigente opositor ruso Alexéi Navalny fue señalado como culpable de difamación, y ha sido multado con 11 mil euros por difamar a un veterano de la Segunda Guerra Mundial.

La sanción fue aplicada debido a presuntas descalificaciones que Navalny hizo en 2020 contra un veterano de 94 años y otras personas que aparecían en un vídeo y a los que calificó “chiflados corruptos”, “gente sin conciencia” y “traidores”.

El activista considera las acusaciones una calumnia para desacreditarlo.

Navalny dijo que “con este juicio, cuyo objetivo es clarísimo, realmente han humillado e insultado a esos veteranos 10 veces peor que todo lo que han hecho antes. Realmente han socavado la dignidad, han utilizado a ese hombre como una marioneta. Primero quiso hablar en el juicio, luego no quiso. Han puesto abiertamente su firma en su lugar. Arderán en el infierno por esto”.

El opositor no solo fue multado este sábado: un Tribunal de Moscú rechazó su apelación por una condena de 2014 que le obliga a cumplir 2 años y 6 meses más de prisión.

Su abogado Vadim Kobzev, adelantó que recurrirán la sentencia “más adelante en un tribunal de casación”.

Respecto a cuándo se llevará a Navalny a la cárcel desde el centro de detención en el que se encuentra, el abogado dijo que todavía no lo saben. “En teoría, podrían llevarlo antes de la decisión sobre el recurso; podrían hacerlo hoy, mañana o esperar una apelación por el caso de difamación”.

Antes del veredicto, Navalny llamó a los rusos a enfrentarse al Kremlin, en un discurso que mezclaba referencias a la Biblia y a “Harry Potter”.

El opositor de 44 años fue detenido el 18 de enero a su regreso de Alemania, donde fue tratado de un envenenamiento con un agente nervioso del que culpa al presidente Vladimir Putin.

Su arresto desató una ola de protestas en toda Rusia reprimidas por las fuerzas policiacas y miles de personas detenidas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here