La activista sueca Greta Thunberg rechazó el premio medioambiental del Consejo Nórdico, como una forma de protesta por la falta de acción contra la crisis climática.

Thunberg, la joven impulsora del movimiento FridaysForFuture, fue distinguida por dar “nueva vida” al debate sobre el medio ambiente y el clima e inspirar a millones de personas a exigir acciones concretas a los gobiernos.

En un mensaje leído en la gala anual de este organismo en Estocolmo, la chica explicó que se encontraba viaje por California y no podía estar  presente, y agregó que agradecía al Consejo Nórdico esta distinción…”es un gran honor, pero el movimiento climático no necesita más premios, sino que los mandatarios y políticos escuchen a la ciencia”.

La sueca de 16 años fue representada por Isabelle y Sophia Axelsson, de la sección sueca de FridaysForFuture, encargadas de rechazar en su nombre el galardón, dotado con 46 mil 848 euros.

“Pertenecemos a los países que más pueden hacer, pero casi no hacen nada. Así que hasta que no empiecen a actuar de acuerdo con lo que exige la ciencia, yo y FridaysforFuture Suecia escogemos no aceptar el premio medioambiental del Consejo Nórdico”, señaló Greta.

El Consejo Nórdico está formado por Islandia, Dinamarca, Suecia, Noruega y Finlandia, además de los territorios autónomos daneses de Groenlandia y las Islas Feroe, y de Åland (Finlandia).

Thunberg comenzó en septiembre de 2018 una huelga escolar frente al Parlamento sueco para pedir medidas contra la crisis climática, actitud que inspiró un movimiento global y que la ha llevado a ser recibida por líderes mundiales y a intervenir en conferencias de alto nivel.

Thunberg fue distinguida recientemente con el Nobel Alternativo que entrega la fundación sueca Right Livelihood Award y estuvoa nominada al Nobel de la Paz de este año.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here