El presidente colombiano, Iván Duque descartó oficialmente una propuesta de cese bilateral al fuego por 90 días ofrecida por el Ejército de Liberación Nacional y en cambio, le exigió la liberación de secuestrados y poner fin a sus actividades criminales.

En un comunicado, el ELN expresó su voluntad de pactar dicho cese al fuego con el Gobierno para enfrentar crisis por el coronavirus, y “crear un clima de distensión humanitaria favorable para reiniciar los diálogos de paz”.

Duque expresó en su cuenta de Twitter que su Gobierno “nunca dejará de cumplir el deber constitucional de enfrentar la criminalidad en todo el territorio”, y que el ELN “es un grupo terrorista que ha flagelado con barbarie el país por décadas”.

Durante el actual gobierno, el ELN ha secuestrado a 36 personas, liberando solo a 13 según la Cruz Roja, en un escenario en el que los acercamientos entre gobierno y guerrilla fueron suspendidos en 2019 a raíz de un atentado contra la Escuela de Cadetes General Santander, en Bogotá.

En febrero pasado, el ELN, llevó a cabo un “paro armado” de 3 días incluidos toque de queda y amenazas de agresiones a quienes no lo cumplieran, en tanto que, entre marzo y abril de este año, realizó un “cese al fuego unilateral” como “gesto humanitario” ante el coronavirus, que no prorrogó por la respuesta del gobierno guerrerista de Duque.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here