Las Secretaría de Bienestar,  Hacienda, Comisión Nacional de Mejora Regulatoria y Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, informan que el 21 de junio pasado se comunicó al Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez, el rechazo a la Recomendación, “Sobre el Caso de la Violación a los Derechos Humanos de las Personas Usuarias y Beneficiarias del Programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras”.

Las dependencias dicen en un largo comunicado que la decisión obedece a que tras un análisis de los señalamientos de la CNDH, se determinó que no existe justificación para concluir que el Estado Mexicano incumplió con el principio de progresividad y no regresividad tras la abrogación de las Reglas del Programa de Estancias Infantiles y la publicación de las Reglas del Programa de Apoyo al Bienestar de Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras.

Precisan que el cambio en las reglas de operación del programa no implica su cancelación ni la transgresión al principio de progresividad y no regresividad, puesto que los derechos a los primeros cuidados de las niñas y niños, hijos de madres trabajadoras y padres solos, están garantizados en el Programa y se cumple el objeto de coadyuvar a que tengan condiciones que les faciliten continuar en el mercado laboral  al contar con apoyo económico para el cuidado de sus hijas e hijos.

El texto detalla diversos puntos en donde explica por qué no procede la recomendación de la CNDH y expone las diversas ventajas que tiene el nuevo esquema más incluyente que el anterior y que no se ha demostrado que entregar directamente los recursos a los beneficiarios les genere perjuicio, sino libertad para decidir dónde les resulta más conveniente llevar a sus hijos e hijas a recibir cuidados de primera infancia.

Advierte que la CNDH no justifica por qué las transferencias económicas directas a las familias no son mecanismo idóneo para hacer efectivos los derechos de niñas y niños de la primera infancia, y que no se violan derechos de  personas responsables y trabajadoras de las estancias Infantiles, ya que pueden seguir ejerciendo su actividad como personas morales y percibiendo ingresos lícitos derivados de su fuente de trabajo en una Estancia Infantil.

Dice el gobierno que preocupa que la CNDH utilice datos imprecisos y argumentos infundados para intentar responsabilizar a 4 instituciones del Gobierno por la implementación de una política pública social que busca apoyar a sectores que se encuentran en riesgo de vulnerabilidad, y que la CNDH excede sus facultades al determinar la existencia de violaciones a derechos humanos en casos que a través de mil 292 Juicios de Amparo y un procedimiento de Contradicción de Tesis, se encuentran en proceso de resolución en la Suprema Corte de Justicia de La Nación.

Respecto a los señalamientos en el apartado de “evidencias”, la CNDH no realizó un análisis objetivo, profesional, ético y jurídico con información fidedigna para emitir la Recomendación que nos ocupa; ya que tampoco analizó los considerandos de las Reglas de Operación del Programa para el Bienestar 2019, ni los Lineamientos del Programa de Apoyo para el Bienestar.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos ya respondió y dijo que no comparte la negativa de aceptación de la Recomendación dirigida a los titulares de la Secretaría de Bienestar Social, Hacienda, Comisión Nacional de Mejora Regulatoria, y Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia.

Explica que realiza un análisis puntual de la respuesta recibida de las autoridades señaladas, a fin de formular las consideraciones procedentes y buscar que las mismas reconsideren la aceptación y cumplimiento de dicha Recomendación.

Agrega que su actuación se enmarca en lo establecido en el apartado B del artículo 102 de la Constitución y que procederá en los términos establecidos en dicho precepto constitucional.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here