El Papa Francisco decidió rechazar la renuncia del cardenal Philippe Barbarin, quien hace unos días fue condenado por encubrir abusos sexuales a menores de un sacerdote de su diócesis de Lyon en Francia.

El prelado invocó la “presunción de inocencia” y había anunciado que de todos modos se retirará temporalmente como encargado de esa diócesis, precisando que entregó ayer lunes su dimisión al pontífice.

Barbarín explicó en un comunicado que Francisco “no quiso aceptarla, y añadió que el obispo de Roma le dejó la libertad “de tomar la decisión que me pareciera mejor para la vida de la diócesis de Lyon.

El cardenal, de 68 años edad con 17  de ellos al frente de una de las arquidiócesis de mayor tradición del país, fue acusado de no haber denunciado los abusos cometidos contra menores por el cura Bernard Preynat durante 25 años, siendo condenado a 6 meses de cárcel exentos de cumplimiento y a pagar una indemnización simbólica de un euro a 8 de las víctimas de Preynat que lo habían denunciado,

Barbarin acudió al Vaticano para presentar su renuncia al Papa, y pese a que no le fue aceptada, añadió en su nota que la decisión personal de retirarse es efectiva a partir de este martes y que la gestión de la diócesis queda en manos del vicario general y moderador, Yves Baumgarten.

El portavoz interino del Vaticano, Alessandro Gisotti, destacó en un comunicado que “la Santa Sede está dispuesta a reiterar su cercanía a las víctimas de abuso, a los fieles de la Archidiócesis de Lyon y de toda la Iglesia de Francia que están atravesando un momento particularmente doloroso”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here