El excampeón de boxeo francés Christophe Dettinger, se vio implicado en hechos violentos durante la jornada de manifestaciones por parte de los chalecos amarillos en Francia, el pasado fin de semana al agredir a los agentes antidisturbios en París.

Dettinger fue captado golpeando a un policía de la Gendarmería durante la protesta del 5 de enero en la pasarela Léopold Sédar Senghor, sobre el río Sena , y el día de ayer se entregó a las autoridades acompañado por su abogado.

Sin embargo, hay quienes no lo han abandonado y más de 7 mil personas habían hecho donaciones por más de 12 mil euros en una petición en línea por Dettinger cuya vocación declarada es “apoyar a su familia y mostrarle la solidaridad del pueblo de los ‘chalecos amarillos’, del verdadero pueblo francés”.

La Federación Francesa de Boxeo condenó el comportamiento del pugilista de 37 años de edad, calificándolo de “totalmente contrario a los valores de nuestra disciplina”.

Por su parte, la ministra francesa de Transportes, Elisabeth Borne, criticó las muestras de apoyo al exboxeador profesional, y dijo que ” cierto número de nuestros ciudadanos han perdido los papeles, al ser preguntada por la campaña para recabar fondos en favor de Dettinger, campeón nacional de peso ligero en los años 2007 y 2008.

Uno de los agredidos por el boxeador será baja en la policía 15 días a causa de las heridas recibidas.

Antes de entregarse, Dettinger había puesto en línea un vídeo en el que reconocía haber “reaccionado mal” pero también explicaba que su gesto respondió a cómo habían actuado los agentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here