Las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de México informa en un comunicado que la Torre de Rectoría de Ciudad Universitaria sufrió esta tarde el embate” artero” de parte de un comando de delincuentes embozados, armados con varillas, picos y artefactos explosivos causando destrozos al edificio.

Los vándalos, quienes se dicen anarquistas, arremetieron contra puertas y ventanas, y prendieron fuego en la planta baja del inmueble. También causaron destrozos y saqueos en la librería Henrique González Casanova, ubicada al costado sur de la Torre.

Lo anterior ocurrió minutos después de que algunos grupos de universitarios de diversas escuelas realizaron una manifestación pacífica contra la violencia de género en la explanada de CU.

Ante ello, la Universidad Nacional repudia la violencia ejercida por los grupos delincuenciales e informa que proporcionará a las autoridades ministeriales todos los elementos a su alcance para que se proceda penalmente contra los responsables.

El rector Enrique Graue llevó a cabo la inspección del estado físico de la Torre de Rectoría, tras el embate de esta tarde por parte de grupos delincuenciales.

Acompañado por el secretario general, Leonardo Lomelí, el rector recorrió los espacios y los pisos afectados, además de que constató el daño causado al mural de David Alfaro Siqueiros, ubicado en la fachada norte de la Torre.

Estudiantes de la UNAM realizaron una marcha en inmediaciones de Ciudad Universitaria para exigir acciones contra el acoso sexual en diferentes planteles de esta casa de estudios. El grupo de manifestantes inició su concentración en el Parque de la Bombilla de donde partió rumbo a la Torre de Rectoría, avanzando sobre avenida Insurgentes.

Previamente, la máxima casa de estudios del país difundió un comunicado en el que invitaba a los participantes a no caer en provocaciones y desarrollar su marcha de forma pacífica.

Sin embargo, una vez que llegaron a su destino mantuvieron un mitin al que se integraron encapuchados, la mayoría de ellos vestidos de negro, quienes vandalizaron parte de las instalaciones e iniciaron agresiones contra representantes de medios de comunicación.

Por su parte, el gobierno de la Ciudad de México dijo que el interés de este grupo era el de provocar para que la policía ingresara al campus universitario violando su autonomía, pero el Gobierno de la Ciudad se mantuvo en coordinación con la autoridad de la máxima casa de estudios, atento a sus peticiones.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México colabora con la Fiscalía General de la República, así como con las autoridades y la comunidad universitaria, para atender sus solicitudes y colaborar con las investigaciones conducentes.

Derivado de los hechos registrados en las instalaciones de la Torre de Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México, la Procuraduría capitalina inició una carpeta de investigación por los delitos de daño a la propiedad y robo. El apoderado legal de la Máxima Casa de Estudios presentó la denuncia ante el Ministerio Público de la Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Agencias de Atención Especializada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here