El presidente de Bolivia, Evo Morales apareció este miércoles ante los medios de comunicación en La Paz, luego de 2 días de protestas en el país por las dudas surgidas en el resultado de la elección presidencial del pasado fin de semana en la cual aparece como ganador, y calificó de “golpe de Estado” las denuncias de la oposición de fraude electoral.

El mandatario, quien busca otro periodo al frente del gobierno del país sudamericano, llamó a sus seguidores a mantenerse “en estado de emergencia” para defender la democracia ante quienes no reconocen que va a ganar en primera vuelta por cuarta vez consecutiva.

Advirtió que “no estamos en tiempo colonia y ni de monarquías para designar presidentes” al margen de la voluntad popular, y reiteró el llamado a sus bases “a organizarse para defender la democracia”, señalando que “está en proceso un golpe de estado, quiero que sepa el pueblo boliviano, que hasta ahora humildemente soportamos para evitar violencia y no hemos entrado en confrontación”.

Morales se ha declarado ganador de la contienda, pero esto aún no es oficial, ya que mientras el recuento oficial de votos es de 97% le da 46,49% de los sufragios contra 37,01% del opositor Carlos Mesa, no tiene el 105 de ventaja en el conteo para evitar una segunda vuelta. A Evo le falta 0,52% para lograrlo.

El presidente asegura que tendrá además mayoría parlamentaria, y apuntó que tiene más de medio millón de votos de ventaja a Mesa.

Morales está en el poder desde 2006 y acusa a los opositores de obstaculizar el recuento de votos, con actos violentos como ataques a sedes del órgano electoral en varias regiones y a locales de campaña de su partido.

Mientras tanto, el vicepresidente del Órgano Electoral Plurinacional de Bolivia, Antonio Costas, renunció como protesta ante la decisión de dicho organismo de suspender la publicación de resultados del conteo de votos de los comicios presidenciales, y dijo que su dimisión se debe a “la desatinada decisión de la sala del Tribunal Supremo Electoral de suspender la publicación de los resultados del Sistema de Transmisión de Resultados Preliminares Electorales-TREP”, lo que aseguró causó confrontaciones sociales innecesarias.

Grupos políticos opositores en Bolivia llamaron a un paro general como parte de las protestas desatadas por una supuesta manipulación en el conteo de votos de las elecciones del pasado domingo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here