La Premier League reanudó actividades luego de más de 3 meses de suspensión por el brote de coronavirus, y los juegos de hoy quedaron enmarcados por estadios sin público, un homenaje a las víctimas del covid-19 y protestas antirracistas.

Manchester City goleó 3-0 al Arsenal con lo que se pospuso la coronación del Liverpool, que seguramente lo hará el próximo domingo ante el Everton.

En el otro partido de hoy, Aston Villa y Sheffield United empataron sin goles. Tanto jugadores, como árbitros y técnicos pusieron una rodilla en tierra para expresar su condena al racismo y la brutalidad policial en Estados Unidos y el mundo.

Así, el país más castigado por el coronavirus en Europa volvió a jugar fútbol y en palabras del entrenador del City, Pepe Guardiola,
“estos gestos son buenos y positivos. Se debe hacer todo lo que se pueda por hacer que la gente tome conciencia de que no es aceptable.

Antes de los partidos se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del coronavirus y como agradecimiento al personal sanitario que ha combatido la epidemia.

Las protestas antirracistas continuarán el fin de semana, en los partidos de la fecha 30 de la Premier League.

Guardiola guardó silencio en memoria de su madre, fallecida por coronavirus, al igual que el técnico del Aston Villa Dean Smith que perdió a su padre.

La Premier League es el cuarto gran campeonato europeo en regresar a las canchas .

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here