Con el permiso de luz verde de su similar británico, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil avaló que la Universidad Federal de Sao Paulo retome los ensayos clínicos de la vacuna que desarrollan la farmacéutica AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

La Agencia brasileña dijo en un comunicado que “después de evaluar los datos del evento adverso, su causalidad y el conjunto de datos de seguridad generados en el estudio, concluimos que la relación beneficio-riesgo se mantiene favorable y, por eso, el estudio podrá ser retomado”.

La Universidad Federal de Sao Paulo aseguró a su vez que 4 mil 600 de los 5 mil voluntarios han sido vacunados sin registrar problemas graves de salud.

AstraZeneca detuvo los ensayos la semana pasada, luego de que un participante registrara un efecto adverso en Reino Unido.

Brasil, que contabiliza el tercer brote de Covid-19 más elevado después de Estados Unidos e India, es país de pruebas muy solicitado para vacunas en desarrollo en Reino Unido, China y Rusia.

Por otro lado, los ensayos de fase III de la vacuna rusa Sputnik V se llevarán a cabo en los estados de Bahía y Paraná, que tiene planes de producir la vacuna para Brasil y otros países latinoamericanos.

De igual forma, los ensayos clínicos de fase III de una vacuna desarrollada por la china Sinovac Biotech Ltd avanzan en Sao Paulo, al tiempo que el gobernador anunciaba la semana pasada que podría estar disponible para los brasileños a partir de diciembre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here