Andrés Manuel López Obrador cumplió lo ofrecido días atrás y dio este 27 de julio su conferencia de prensa matutina desde el hangar presidencial, donde se encuentra desde la semana pasada el avión presidencial, objeto de tanta polémica.

En su intervención ante los medios, el mandatario dijo que “el propósito de hacer esta rueda de prensa con el avión de fondo es para dar a conocer al pueblo de México cómo se malgobernaba al país, de cómo había lujos en el Gobierno durante todo el periodo neoliberal”.

Expresó que “se le daba la espalda al pueblo, sobre todo a la gente humilde, a la gente pobre y los altos funcionarios vivían colmados de privilegios, de atenciones. Era un gobierno de ricos para ricos con un pueblo pobre”.

El jefe del ejecutivo federal señaló que “lo que estamos haciendo es que no nos cueste más. Reparar el daño que ya se hizo. Porque la venta del avión va a representar una pérdida. Si nos quedamos con el avión la pérdida será mayor”

El avión es un Boeing 787-8 fabricado en 2010 y adquirido en 2012 por Banobras, con capacidad de 80 pasajeros más tripulación y poco más de 1.702 horas de vuelo.

El aparato permaneció un año y 7 meses en Victorville, California, una de las sedes de Boeing, en Estados Unidos para darle mantenimiento, y el costo de preservación mientras estuvo en territorio estadounidense fue de 1,7 millones de dólares.

El Secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, explicó que el avión cuenta con un contrato de arrendamiento por 275 millones de dólares y se estima que de 2012 a 2020 se han pagado 101 millones de dólares por el aparato, restando por pagar 173 millones de dólares.

El avión cuenta con un escritorio, caminadora y un dormitorio equipado con baño privado y un ropero, entre otras comodidades.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here