La aerolínea australiana Qantas llevó a cabo un vuelo sin escalas desde la ciudad alemana de Dresde hasta la australiana Sídney en un Airbus A380, siendo este el trayecto más largo en la historia por un aparato de este tipo.

Esto dio a conocer en un comunicado la compañía aeronáutica Elbe Flugzeugwerke, subsidiara de Airbus, luego de que el aparato aterrizara sin pasajeros en Sídney el pasado 20 de diciembre tras 18,5 horas de vuelo.

La distancia recorrida fue de 16 mil 105 kilómetros, y después de arribar a la ciudad australiana, el avión realizó otro viaje de 13 horas a Los Ángeles ese mismo día.

El A380 es fundamental en el programa de vuelos de larga distancia de Qantas, por lo que ha realizado cambios en la cabina de 12 de sus aeronaves para aprovechar el espacio en el interior y ofrecer mayor comodidad a sus pasajeros durante los viajes.

Este vuelo Dresde-Sídney cubrió 1.852 kilómetros más que el vuelo comercial de A380 más largo, el cual está a cargo de la aerolínea Emirates, entre Dubái y Auckland, que dura por lo general 16 horas.

Recientemente, la aerolínea australiana batió 2 récords tras completar un vuelo de prueba sin escalas desde Londres a Sídney operando un Boeing 787-9 Dreamliner, con un  trayecto de 17 mil 800 kilómetros en 19 horas y 19 minutos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here