Un estudio publicado en la revista Human Reproduction destaca que las sustancias químicas que se usan en el cuidado personal y los productos del hogar podrían causar que las niñas ingresen a la pubertad a edades más tempranas.

En particular los ftalatos utilizados en perfumes, desodorantes, jabones, champús, esmaltes de uñas y cosméticos, los parabenos a menudo usados como conservantes en cosméticos y otros productos para el cuidado personal, y los fenoles que se usan en el jabón, la pasta de dientes, pintalabios, lacas, shampoo y lociones para la piel con el fin de aumentar la durabilidad de los productos.

De acuerdo con el estudio, dichas sustancias están asociadas con la pubertad más temprana en las niñas, incluso si su única exposición es a través de los productos que usaron sus madres cuando estaban embarazadas.

El descubrimiento por parte de investigadores de la Universidad de California en Berkeley, es producto de datos recopilados como parte del estudio del Centro para la Evaluación de la Salud de Madres y Niños de Salinas.

 Kim Harley, autora principal de la investigación, y sus colegas analizaron datos de mujeres embarazadas que se inscribieron en el estudio entre 1999 y 2000. Primero midieron las concentraciones de las sustancias mencionadas en la orina de las madres a las 14 y 27 semanas de gestación. Luego checaron a sus hijos, 179 niñas y 159 niños, a la edad de 9 años.

Los exámenes se repitieron cada 18 meses hasta que los niños tenían 13 años y enseguida rastrearon el inicio de la pubertad, hallando que la exposición a ciertos químicos estaba relacionada con el inicio temprano de la pubertad en las niñas, pero hay poca evidencia de que la exposición química afectara a los niños.

Harley explicó que encontraron 2 sustancias químicas particularmente significativas: el ftalato de dietilo, que se usa en la fragancia, y el triclosán, agente antibacteriano que se usa en ciertos jabones y pastas de dientes.

Según el estudio, la exposición a estos químicos está muy extendida, por lo que es crucial que los padres estén al tanto de los hallazgos. “

Harley añade que si bien se necesita más investigación, las personas deben ser conscientes de que existen sustancias químicas en los productos de cuidado personal que pueden estar alterando las hormonas en nuestros cuerpos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here