La Unión Nacional de Padres de Familia afirmó que es necesario erradicar la política en la educación mexicana si queremos mejorar, luego de que se dieran a conocer los resultados de prueba del Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes (PISA) donde México permanece sin mejora desde hace 12 años.

El presidente de la UNPF, Leonardo García Camarena, expuso que, aunque estos resultados son multifactoriales, un grave problema es que se ha politizado la educación de nuestro país y ha servido más para fines partidistas, sindicales y políticos que para el servicio y superación de los estudiantes.

¿Alguien recuerda a un académico o a un importante investigador al frente de los trabajos educativos de México?, cuestionó el dirigente.

García Camarena expresó que “hemos vivido décadas donde vemos tomando decisiones en materia educativa a políticos y no a investigadores ni a académicos, hemos visto a dirigentes sindicales, muy poderosos negociando con la secretaría; hemos visto paros, plantones, marchas violentas, huelgas por demandas políticas; hemos presenciado a servidores cruzando de un partido a otro y de una secretaría a otra; pero no hemos visto un trabajo sólido con investigadores, académicos, sociólogos, estadistas, padres de familia, rectores de universidades que tracen una ruta para la mejora continua de la educación, rebasando los sexenios y los tiempos políticos”.

Acusó que “en el pasado inmediato hemos sido testigos de negociaciones con los sindicatos de la educación, negociaciones que se hicieron al calor de una campaña política que dio como resultado una Reforma Educativa que responde a los intereses sindicales.

Nuevamente la educación fue rehén de la política, apoyada por un grupo mayoritario de legisladores, y de esta forma no conseguiremos ningún avance en la educación” añadió el dirigente.

Ante ello, hizo un llamado al gobierno y dijo que “sí queremos que nos comparen con los mejores países, sí queremos mejoras sustanciales e inmediatas, sí queremos pensar en una educación de vanguardia, en una educación del futuro, no queremos pretextos para seguir ocupando los últimos lugares, no importando si hay naciones más grandes o pequeñas que la nuestra”.

“Además, ese centralismo educativo que se vive en nuestro país, no permite el avance ni el desarrollo de los Estados ni de los planteles escolares, si todos hacemos lo mismo y siempre hacemos lo mismo, no tenemos que esperar los resultados”.

Precisó que “cuando observamos que un 35 % de nuestros estudiantes no obtiene ni siquiera el nivel mínimo indispensable de competencias, debemos reconocer que en México hay una emergencia educativa que tenemos que resolver de inmediato, y esa tarea debe ser pronta y con todos los sectores relacionados con la educación”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here