Rolanda Hollis, legisladora del estado de Alabama, propuso una ley que requeriría que cada hombre se someta a vasectomía “en el plazo de un mes a partir de cumplir 50 años o después del nacimiento de su tercer hijo biológico, lo que ocurra primero”.

La representante expuso que “el proyecto de ley de vasectomía está destinado a neutralizar el de prohibición del aborto del año pasado y enviar un mensaje de que los hombres no deberían legislar lo que hacen las mujeres con sus cuerpos”.

En un comunicado, Hollis exige que los hombres paguen el procedimiento, y señala que “según la ley vigente, no existe ninguna restricción a los derechos reproductivos de los hombres”.

Apuntó que los contribuyentes de Alabama ya habían pagado más de 2,5 millones de dólares en costos judiciales a la Unión Americana de Libertades Civiles, organización, que participa en litigios, elaboración de legislación y educación de la comunidad para luchar contra la prohibición del aborto.

La gobernadora de Alabama, Kay Ellen Ivey, firmó a mediados de 2019 una prohibición casi total del aborto que contiene la legislación más estricta de la nación al respecto, proyecto de ley aprobado por un grupo de senadores republicanos, integrado por blancos.

El Senado de Alabama votó 25-6 para que un aborto en cualquier etapa del embarazo, incluso en casos de violación e incesto, sea delito punible con hasta 99 años de cárcel o cadena perpetua para el proveedor del aborto. La única excepción aceptada es cuando la salud de la mujer corra un grave riesgo.

El juez federal Myron Thompson bloqueó en octubre pasado la puesta en vigor, y dijo que el tribunal “está convencido de que los demandantes pueden tener éxito en demostrar que la ley viola el derecho constitucional de una persona a obtener un aborto pre-viable, y que viola sus derechos constitucionales”

La decisión de la corte se mantiene mientras continúa el juicio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here