El presidente chileno Sebastián Piñera anunció una serie de medidas encaminadas a fortalecer la seguridad pública, en donde se incluye convertir en ley un proyecto antisaqueos y otro antiencapuchados, a 3 semanas de que estallara la violencia en el país.

 

Piñera convocó al Consejo de Seguridad Nacionales en un  nuevo intento para tratar de paliar la crisis en su país, organismo creado en la Constitución de 1980 para asesorar al presidente frente a un suceso que amenace las bases de la institucionalidad o que comprometa la seguridad nacional.

 

La última vez que se convocó este Consejo fue en 2014, también por Piñera, para analizar el fallo de la Corte de La Haya por la demanda marítima de Perú.

 

Además, del presidente, el organismo está conformado por los presidentes del Senado, la Cámara de Diputados y de la Corte Suprema, los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas y el director de la policía de carabineros, entre otros.

 

Algunos legisladores de la oposición criticaron fuertemente la decisión del jefe de Estado de convocar al Consejo de Seguridad Nacional. El diputado Manuel Monsalve calificó la medida de “grave”:

 

Piñera mencionó también la creación de un equipo especial de abogados para que colaboren con las Intendencias y gobernaciones para la presentación de querellas del Ejecutivo, y  adelantó que buscará fortalecer la capacidad aérea de Carabineros y la PDI.

 

El Instituto Nacional de Derechos Humanos informa que recibió unas 2.300 denuncias por vulneraciones de los Derechos Humanos desde el inicio de las protestas el 18 de octubre, que han dejado ya 20 fallecidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here