La nueva legislación para prevenir de la propagación del COVID-19 en Inglaterra incluye un apartado en el que se indica que será ilegal tener sexo en casa con una persona que vive en otro lugar, a partir de esta primera semana de junio.

La ley establece restricciones en cuanto a los lugares donde las personas pueden dormir y reunirse. La policía puede arrestar o imponer una multa de 100 libras esterlinas a las personas por infringir la nueva ley, aunque no puede revisar el interior de las propiedades privadas por tales violaciones.

Según la ley, “ninguna persona podrá participar en una reunión que se lleve a cabo en un lugar público o privado al aire libre y que esté compuesta por más de 6 personas, o en el interior, y que consista de 2 o más personas”.

Según una disposición separada, es ilegal pasar la noche fuera de la casa “sin una excusa razonable”, que incluye mudarse de casa, trabajar, asistir a funerales, proporcionar cuidados y escapar de un daño.

No hay excepciones para las parejas que no viven juntas, lo que significa que pueden pasar tiempo juntos al aire libre pero no en el interior. Tener sexo al aire libre en un lugar público tampoco es legal, de acuerdo con las leyes preexistentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here