El llamado “gas de la risa” está causando estragos en la capital de Bélgica, y ante esto, el alcalde de Bruselas, Philippe Close, anunció que prohibirá posesión y consumo recreativo de óxido nitroso, sustancia tóxica conocida como gas hilarante que se ha hecho popular entre los jóvenes.

Este gas es encapsulado en pequeños cartuchos metálicos y es usado por profesionales de la salud además de que tiene aplicaciones en la informática o la pastelería.

Sin embargo, otro de sus usos es colocarlo en un globo desde el que se inhala. En segundos, el óxido nitroso produce sensación de bienestar, desinhibición, relajación y euforia, efectos que se prolongan hasta 2 minutos.

El gas de la risa, puede provocar dolores de cabeza, náuseas y vómitos, así como trastornos cardíacos o de la tensión, especialmente si se consume con regularidad, y su consumo ha causado muertes por deficiencias cardíacas en Francia y Reino Unido, mientras que en Bélgica se ha asociado a accidentes mortales de tráfico.

El precio de estos gases adictivos es de unos 20 euros por 50 cartuchos y se puede adquirir en comercios, pero ahora, la prohibición del gas hilarante N2O será efectiva desde el próximo 1 de abril en las 19 comunas que conforman la ciudad de Bruselas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here