Un tribunal inglés en Swindon, sentenció a los británicos Sherry Bray y Christopher Ashford a 14 y 5 meses de prisión respectivamente, por haber accedido ilegalmente y filtrar imágenes de la autopsia al futbolista argentino Emiliano Sala.

Peter Crabtree, juez encargado del caso, señaló que los delitos no fueron motivados por una razón “financiera”, sino que “fueron impulsados ​​por una curiosidad morbosa”.

Sala, traspasado del Nantes Francés al Cardiff de la primera división inglesa a principios de este 2019, murió el 21 de enero en un accidente de avioneta en el Canal de la Mancha, cuando retornaba de Nantes a Cardiff para iniciar los entrenamientos en su nuevo club.

Su cuerpo fue recuperado el 6 de febrero, y un día después se realizó la autopsia en la morgue de Bournemouth Borough. La sentencia menciona que Bray, directora de una compañía de cámaras de seguridad internas, envió un mensaje de texto a Ashford quien era su empleado, informándole sobre el traslado del cuerpo a la morgue.

El juez destaca que los acusados usaron el sistema de cámaras de la morgue para reproducir las imágenes de la autopsia y tomaron capturas de pantalla. Bray envió una de estas imágenes a un pariente, mientras Ashford permitió que un amigo fotografiara la captura de pantalla que había tomado.

Las imágenes aparecieron, posteriormente, en varias redes sociales y fue a mediados de febrero que un internauta denunció a la Policía la publicación de la imagen.

La investigación se dirigió al servicio de las cámaras internas de la morgue y los investigadores tuvieron autorización para acceder al teléfono de Bray y encontrar 2 archivos fotográficos tomados de la pantalla del circuito cerrado.

La mujer se declaró culpable de obstrucción a la Justicia, y aseguró que instó a Ashford a eliminar las imágenes de su teléfono y del sistema de seguridad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here