Los duques de Sussex, Meghan Markle y el príncipe Enrique de Inglaterra, planean dar un paso atrás como  integrantes de la familia real británica, con el objetivo de “forjar un nuevo papel”  y ser indepdientes de la casa real.

Esto fue lo que dio a conocer la pareja real en su página oficial de Instagram.

Informan que “después de muchos meses de reflexión y discusiones internas, hemos optado por hacer una transición este año para comenzar a forjar un nuevo papel de forma progresiva dentro de esta institución”.

Precisan que “tenemos la intención de dar un paso atrás como miembros principales de la Familia Real y trabajar para ser financieramente independientes”

Los duques agregan que a partir de ahora, planean buscar un equilibrio entre sus estancias en Reino Unido y Estados Unidos, aunque aclaran que mantendrán su apoyo a la reina Isabel II.

Asimismo, su decisión les permitirá criar a su hijo y centrarse en la creación de una nueva entidad caritativa.

El Palacio de Buckingham emitió un comunicado señalando que las discusiones con el Príncipe Harry y su esposa Meghan sobre sus planes para retirarse de los deberes reales estaban en una “etapa temprana”.

Añade el comunicado que “las conversaciones con el duque y la duquesa de Sussex están en una etapa temprana. Entendemos su deseo de adoptar un enfoque diferente, pero estos son problemas complicados y tomarán tiempo resolver”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here