El estadounidense Colin O’Brady es ya el primer hombre en cruzar a pie y en solitario la Antártida, hazaña que le llevó 54 días en un trayecto de unos 1.500 kilómetros.

O’Brady logró terminar el recorrido en un último impulso casi ininterrumpido de 32 horas y 124 kilómetros que empezó el día de Navidad.

El estadounidense, de 33 años, inició el trayecto el pasado 3 de noviembre en el Campamento Glaciar Unión, después de partir días antes de la zona chilena de  Punta Arenas, portando un saco de dormir para 40 grados bajo cero, paneles solares portátiles, esquís de fondo, teléfonos satelitales y módems, y un localizador GPS programado con puntos de paso.

El norteamericano se sometió a un entrenamiento de pesas con el que ganó 6 kilogramos y de resistencia al frío sumergiendo manos y pies en cubos de agua helada.

O’Brady compitió durante la travesía con el capitán del Ejército británico Louis Rudd, de 49 años, que le aventajó durante los primeros días hasta que el 9 de noviembre el estadounidense le rebasó y puso tierra de por medio. Rudd todavía sigue en la ruta y podría convertirse en el segundo hombre en completar el reto a pie, en solitario, sin asistencia y sin ayuda del viento.

Antes que ellos lo habían intentado otros, como el exmilitar británico Henry Worsley, que falleció a falta de 200 kilómetros.

“Si bien las últimas 32 horas fueron algunas de las más difíciles de mi vida, honestamente, han sido algunos de los mejores momentos que he experimentado”, aseguró O’Brady.  (con información de Efe)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here