El Gobierno de Nueva Zelanda hizo duras críticas al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, quien hizo uso de las imágenes del ataque a 2 mezquitas en la ciudad neozelandesa de Christchurch, donde perecieron 50 personas, mostrando el video ante miles de turcos en mítines electorales.

Las autoridades de Nueva Zelanda y redes sociales como Facebook luchan contra la difusión de esas imágenes en línea, pero esto no parece importarle al presidente turco, quien ha reproducido videos borrosos en actos públicos los últimos días, con el propósito de alentar a sus seguidores islamistas conservadores y atacar a sus oponentes políticos en vísperas de las elecciones locales de finales de mes.

Por su parte, el canciller neozelandés, Winston Peters, afirmó en una reunión de Gabinete que el uso de las imágenes por parte de Erdogan podría poner en peligro a los neozelandeses en el extranjero.

Agregó que había abordado la cuestión con una delegación oficial turca que estaba de visita en Nueva Zelanda, a la cual transmitió  “que cualquier cosa de esa naturaleza que tergiverse lo que es este país”, en alusión al hecho de que el presunto atacante no era ciudadano neozelandés, sino australiano, “pone en peligro el futuro y la seguridad de la gente de Nueva Zelanda y de nuestra gente en el extranjero, y es totalmente injusta”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here