El presidente de Indonesia, Joko Widodo, visitó a sobrevivientes del tsunami que el pasado sábado 22 azotó costas del estrecho de Sonda entre las islas de Sumatra y Java, fenómeno que deja hasta ahora saldo de al menos 373 muertos, más de 1.400 heridos y 128 desaparecidos

Según la Agencia Nacional de Gestión de Desastres de Indonesia, unas 12 mil personas tuvieron que ser evacuadas hacia terrenos más altos. asimismo, 611 viviendas presentaron daños, así como 69 hoteles, 60 tiendas y 420 barcos.

El presidente Widodo visitó Pandeglang, la zona más afectada donde perecieron más de 200 personas. Visitó varios hospitales y centros de acogida para quienes perdieron sus viviendas. Sin embargo, el mandatario aseguró que todavía se desconoce el origen de la tragedia.

Widodo dijo que “no podemos concluir por ahora sí podría haber sido causado por un terremoto pero no sabemos dónde está el origen, todavía se está revisando. La Agencia de Meteorología y Geofísica proporcionará equipos de detección y sistemas de alertas que puedan avisar a todos”.

Expertos indican que el tsunami se creó a partir de un deslizamiento de tierra submarino producido por la erupción del volcán Anak Krakatau, que ha estado en erupción durante los últimos tres meses.

Por el momento las autoridades han advertido en vista de una nueva emisión de cenizas por el Anak Krakatau.

Equipos de rescate continúan en la búsqueda de sobrevivientes en las zonas afectadas. En la costa oeste de la isla de Java, cientos de soldados y voluntarios buscaban víctimas entre los escombros en un tramo de costa de 100 Km, algunos con sus propias manos, otros con ayuda de maquinaria pesada.

Hasta el momento todas las víctimas mortales registradas son indonesias. Las cifras podrían aumentar a medida que los equipos de emergencia accedan a zonas que todavía no han recibido asistencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here