Luego del estallido de protestas y disturbios derivados de las medidas económicas tomadas por el gobierno del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, la autoridad decretó martes ‘toque de queda’ entre las 8 de la noche y 5 de la mañana en las cercanías de los edificios gubernamentales.

El decreto firmado el martes por Moreno indica que “no se podrá circular en horario de 20:00 a 05:00, de lunes a domingo, en áreas aledañas a edificaciones e instalaciones estratégicas”, tales como edificios donde funcionan las sedes de las Funciones del Estado y otras que decida el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.

Según el decreto, la prohibición de circulación se extenderá mientras dure el “estado de excepción”, declarado la semana pasada por Moreno. En esa declaración, el mandatario dispuso que se extendía por 60 días; sin embargo, la Corte Constitucional lo limitó a 30 días.

El decreto número 888 se conoció luego que un grupo de manifestantes ingresara, por unos minutos, a la sede del Parlamento, en Quito. Los manifestantes, se congregaron entre la Casa de la Cultura y los parques El Ejido y El Arbolito, zona cercana a edificios gubernamentales como el Parlamento, la Contraloría General del Estado, la Fiscalía General del Estado y sedes ministeriales.

El Ministerio de Educación informó por su parte que se mantendrán suspendidas las actividades escolares en todos los colegios públicos y privados del país hasta nueva orden.

Para el contralor oficial, Pablo Celi, las protestas acciones “pretenden instaurar un ambiente de caos en el país, con ataques violentos, contra personas e instituciones, destrucción de bienes públicos y privados y toma de edificios e instalaciones estatales”, agregando que “las reivindicaciones de los movimientos sociales no pueden ser utilizadas por fuerzas ajenas empeñadas en destruir el orden democrático y revertir el proceso de reinstitucionalización y lucha contra la corrupción”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here