El sábado 18 de enero se cumple un año de la explosión en un ducto de Petróleos Mexicanos por robo de gasolina en Tlahuelilpan, Hidalgo, y el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que habrá conocer un informe sobre las secuelas del desastre y la atención a las víctimas.

Adelantó que “el viernes vamos a presentar aquí un informe que tiene que ver con la desgracia en Hidalgo, el sábado se cumple un año. El viernes se va a informar qué se está haciendo con los familiares de las víctimas y qué acciones se están llevando a cabo”.

La tragedia dejó un saldo de al menos 90 muertos y más de 40 lesionados, en lo que constituye la mayor tragedia por robo de combustible en la historia de México.

El desastre se produjo la tarde-noche del viernes 18 de enero de 2019 en el ducto de Pemex que corre de Tuxpan, Veracruz, a Tula en Hidalgo.

Los vecinos del lugar recogían en bidones o como podían el combustible que salía a borbotones de una toma clandestina de gasolina, cuando ocurrió el estallido.

Decenas de personas perecieron carbonizadas en el lugar en tanto que varas más murieron en el traslado a nosocomios y durante su atención en los hospitales a donde fueron canalizados los heridos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here