El Gobierno de la Ciudad de México dio a conocer la Red de Apoyo Mutuo de Mujeres Indígenas en la capital del país para Prevenir y Erradicar la Violencia y la Discriminación, cuyo fin es garantizar el acceso a la justicia y una vida libre de violencia a las mujeres de pueblos, barrios originarios y comunidades indígenas residentes.

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, aseguró que las mujeres indígenas tienen derecho a vivir en un ambiente libre de violencia, autonomía económica, física y psicológica; por ello, la mejor manera de fomentar su empoderamiento y desarrollo es a través de las mismas mujeres para que se conviertan en un medio transmisión, construcción, conciencia, de organización hacia sus semejantes.

Dijo que hay una doble discriminación de la mujer indígena o triple discriminación,: por ser indígena, por ser mujer y económica a veces, por no tener suficientes recursos económicos. “Así que, es una característica especial que nosotros queremos romper, porque finalmente el objetivo del Gobierno de la Ciudad y de cualquier gobierno que crea en los derechos, es erradicar la violencia y en particular erradicar la violencia de género”.

La mandataria local precisó que se cuenta en todos los Ministerios Públicos de la Ciudad de México con una abogada para brindar asesoría y acompañamiento a las mujeres las 24 horas, los 365 días del año, en caso de requieran interponer una denuncia por acoso, abuso o violencia.

Asimismo, se atiende la erradicación de la violencia con la Red de Mujeres, las “LUNAS”, y los Centros de Justicia para las Mujeres de la Procuraduría General de Justicia.

En el marco del Día Naranja que se conmemora el día 25 de cada mes, la mandataria capitalina encabezó la firma de un convenio de colaboración interinstitucional en el que participan las secretarías de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes; de Desarrollo Económico; de las Mujeres; y la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, para apoyar la nueva red e implementar estrategias que permitan erradicar la violencia de género y discriminación de las mujeres indígenas.

La secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez Velázquez, destacó que la red contribuirá a que las mujeres de las comunidades indígenas ejerzan sus derechos, ya que la violencia no debe ser vista como algo normal y se debe poner un alto ante cualquier tipo de agresión verbal, física o psicológica.

La titular de SEMUJERES, Gabriela Rodríguez Ramírez, enfatizó que la verdadera interculturalidad es la comprensión del contexto en el que viven las personas indígenas, y con ello, pueden acceder a una vida libre de violencia. Asimismo, apuntó que el trabajo conjunto en la red será integral entre todas para mejorar las condiciones de acceso a la justicia.

La procuradora General de Justicia, Ernestina Godoy Ramos, señaló que la PGJ cuenta con una agencia del Ministerio Público especializada en atención a personas indígenas, que incorpora una perspectiva intercultural y que a través de la red se fortalecerá la atención en las Fiscalías Desconcentradas de Investigación para atender a mujeres indígenas que han sido víctimas de violencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here