Mónica Maccise Duayhe presentó de forma personal y voluntaria su renuncia irrevocable a la presidencia del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación al priorizar que dicho organismo no solo debe existir, sino reforzarse.

Esto dice la Secretaría de Gobernación en un comunicado en el que expresa que el consejo tiene una función social relevante contra el racismo y la discriminación, el cual ha trabajado a favor de las personas históricamente discriminadas y racializadas brindando un importante espacio que representa también su lucha histórica por la defensa de sus derechos humanos.

El texto indica que Maccise Duayhe enfocó su trabajo en que el Conapred fuera visibilizado como un  organismo que liderara la lucha contra el racismo y la discriminación, así como que el consejo promoviera a través de diversos canales información para que la  ciudadanía reflexionara y entendiera el impacto de los prejuicios y estigmas en la vida de las personas.

Detalla que desde el inicio de la emergencia sanitaria, el Conapred se centró en cuidar los derechos de las personas que, por diversos motivos, vivieron discriminación en  diferentes ámbitos como el trabajo. Tuvo énfasis el apoyo proporcionado para visibilizar y concientizar las prácticas discriminatorias contra el personal de salud.

Del 19 de marzo al 17 de junio, el consejo recibió 359 quejas relacionadas con discriminación por COVID-19, lo que representa un incremento histórico y una función relevante del consejo en defensa de los derechos ciudadanos.

En 2 ocasiones, 3 de abril y 17 de mayo pasados, asistió a la conferencia de salud para informar e insistir en la necesidad de aplanar la curva de la discriminación.

El comunicado añade que Mónica Maccise Duayhe agradece a todo su equipo en Conapred durante su gestión por todo el compromiso y labor realizado

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here