El Gobierno de la Ciudad de México dio a conocer  el “Programa de Desazolve 2019” consistente en retirar basura y lodo del drenaje en vialidades más importantes de la capital, así como de cuerpos de agua que regulan escurrimientos generados por las lluvias.

El objetivo es contar con mejores condiciones en el Sistema de Drenaje capitalino durante la temporada de lluvias, y la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, destacó que será de 254 millones de pesos la inversión para efectuar el desazolve en presas, lagunas, ríos, y en el drenaje de las principales calles y avenidas, como medida preventiva para mitigar encharcamientos e inundaciones en la metrópoli.

La mandataria local explicó que “el desazolve de la ciudad se incrementó en volumen, es el desazolve de las avenidas principales de la Ciudad de México, de las presas del poniente, de los principales ríos vivos de la ciudad e inclusive lagunas de regulación como el caso de El Salado o de Cuautepec en Gustavo A. Madero”.

Dijo que el Sistema de Aguas de la Ciudad de México, realiza por su parte obras en los colectores de drenaje al oriente de la ciudad para afrontar de mejor manera las inundaciones y/o encharcamientos que pudieran generarse con las fuertes lluvias.

Asimismo, al concluir las obras del Túnel Emisor Oriente, la capital del país podrá establecer conexiones para mitigar la acumulación de agua en las vialidades.

Sheinbaum Pardo añadió que “todos los jueves tenemos una reunión entre la Secretaría de Medio Ambiente y el Sistema de Aguas de la Ciudad de México, porque una parte de los azolves viene de zonas que fueron deforestadas de la parte alta, y son azolves de suelo que van llegando a los ríos y que llegan a las presas”.

En su intervención, el coordinador general del SACMEX, Rafael Carmona Paredes, indicó que el Programa de Desazolve brindará mayor seguridad al sistema de drenaje para la recepción del agua derivada de las precipitaciones pluviales que pudieran presentarse en la Ciudad de México, y que se tiene contemplado retirar 633 mil 852 metros cúbicos de azolve al finalizar mayo, ya que basura y arenas finas ocasionan saturación en la capacidad del drenaje y en los volúmenes requeridos para la libre circulación del agua.

Expresó que “Las presas, los lagos y las lagunas retienen material y basura que son arrastrados por los ríos que llegan a esos vasos, a esos cuerpos de agua”, y que “la acumulación de esos materiales forma el azolve, ocupan espacio que necesitamos para poder recibir el agua en la temporada de lluvias y con ello aliviar o controlar las descargas al drenaje de la ciudad”.

Señaló que se encuentran en ejecución 17 obras de desazolve y limpieza en  presas, vasos, lagunas y ríos; una más está en proceso de licitación, y agregó que los trabajos se realizan en las alcaldías de Álvaro Oregón, Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Tláhuac, Tlalpan, Xochimilco, y en Naucalpan, Estado de México, ya que es una presa que brinda protección al interceptor poniente del Sistema de Drenaje capitalino.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here