Los abogados defensores de Joaquín Guzmán presentaron el jueves sus últimas argumentaciones, descalificando a todos y cada uno de los 14 testigos presentados por la parte acusadora, todos ellos en algún momento, colaboradores de “El Chapo”.  El jurado comenzará a deliberar el lunes próximo.

El abogado Jeffrey Lichtman, quien representa al capo, tachó de “farsa”, el proceso que podría llevar a su cliente de por vida a una celda, y afirmó entre sus alegatos finales que el verdadero jefe del cartel de Sinaloa es Ismael “Mayo” Zambada.

Lichtman mencionó al “Mayo” Zambada, cofundador del cartel de Sinaloa, quien es uno de los contados narcotraficantes de renombre que no ha sido encarcelado nunca, y afirmó que la voz de su cliente en las llamadas telefónicas interceptadas por el gobierno, bien pudo ser la de Zambada, al tiempo que advirtió que Guzmán Loera podría ser condenado en un juicio basado en mentiras de testigos cooperantes.

En una parte de su presentación que duró más de 4 horas, Lichtman pidió al jurado mirar en sus corazones, “y si tienen una duda, que se apoderen de ella. No la dejen ir. Agárrense a ella como si estuvieran agarrándose a la vida”.

Los testigos cooperantes “no solo admitieron haber mentido cada día de su vida, su miserable y egoísta vida, sino que les han mentido a ustedes en la corte”, dijo Lichtman, señalando que Zambada “es la verdadera pieza que falta en este lugar”, tras asegurar que fue el “Mayo” quien pagó un soborno de 100 millones de dólares al expresidente Enrique Peña Nieto, como dijo el exnarco colombiano Alex Cifuentes, excolaborador del “Chapo”.

El defensor del sinaloense trató de que las baterías se enfilaran hacia Zambada, y expresó que no tenía lógica que su cliente haya pagado un soborno como ese “para luego ser cazado como un animal” por las autoridades, mientras Mayo “está libre como un pájaro”,

La defensa del Chapo también afirmó que el gobierno estadounidense no pudo incautar nunca “ni un centavo” al Chapo porque “no había nada para incautar”.

Guzmán apareció en la corte vestido de traje oscuro y corbata, y escuchó de voz de la fiscal Amanda Liskamm que los testigos cooperantes “eran malos”, pero el Chapo “era su jefe”, y cualquiera de los 14 testimonios es suficiente para condenar al acusado.

Sobre Zambada, sus nexos con el “Chapo”, y los dichos del abogado de la defensa,  Liskamm expresó que “esta es una distracción de las pruebas duras que apuntan a una única conclusión: el acusado es culpable de todos los cargos”

Guzmán Loera es acusado de haber traficado cientos de toneladas de drogas a Estados Unidos a lo largo de 25 años, facturando 14.000 millones de dólares. Si es hallado culpable, podría pasar el resto de su vida tras las rejas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here