El equipo de fútbol italiano Napoli debe viajar en 10 días a Barcelona para jugar el partido de vuelta de la fase de octavos de final de la Champions contra el equipo catalán, y esto los tiene incómodos, no por el rival, sino por el coronavirus.

De acuerdo con el presidente del Napoli Aurelio De Laurentiis hay cierta reticencia del club por viajar a la ciudad condal en momentos en los que hay un rebrote de casos de coronavirus en España. Dice que escucha “mucha confusión y miedo desde España y ellos actúan como si no fuera nada”.

Ell partido está programado para el 8 de agosto, para definir esta llave en la que el juego de ida terminó con un empate 1-1 en Nápoles en febrero pasado, antes de que el coronavirus parara toda la actividad deportiva en el mundo.

El ganador de la serie viajará a Lisboa a jugar los cuartos de final, definiendo una serie que debió terminar 18 de marzo.

Cuando la UEFA anunció hace tres semanas que los duelos de cuartos de final, semifinales y la final de la Champions se jugarían a un solo partido en Lisboa, también previó como contingencia trasladar los partidos de octavos a Portugal.

“Si decidieron jugar la Liga de Campeones en Portugal y la Liga Europa en Alemania, creo que deberíamos ir a la Portugal o Alemania para los octavos”, dijo De Laurentiis, quien dijo no entender por qué ir a Barcelona, que registra un rebrote.

Por lo pronto, el director de salud pública de Cataluña, Josep Argimon, informó que  las autoridades sanitarias en la región respondieron a una consulta de la UEFA sobre las condiciones sanitarias en la ciudad española, y que “Barcelona es una ciudad segura, nada mas que esto”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here