Organizaciones no gubernamentales pendientes del proceso de selección del nuevo magistrado de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, afirman que la designación careció de criterios de idoneidad, sin participación ciudadana.

En un comunicado, expresan que la designación de Juan Luis González Alcántara Carrancá por parte del Senado como nuevo integrante de la SCJN, representa un retroceso en materia de designaciones públicas, que se caracterizó por ser uno de los más cerrados a la participación ciudadana y poco transparentes.

Expresa que la naturaleza de la Corte amerita que la conformación de su Pleno se base en una selección a partir de los méritos y capacidades de las personas, así como de su independencia y probidad, por lo que el proceso de designación presentó diversas irregularidades:

Denuncian que no hubo criterios claros de idoneidad, donde el Ejecutivo Federal envío una terna sin fundamentar las razones de idoneidad de las y el candidato por encima de otras personas, y que no hubo condiciones para la participación ciudadana pues el Ejecutivo y el Senado realizaron un proceso de ratificación opaco y sin una discusión pública amplia, y no se realizó un escrutinio sobre la información que presentaron el y las candidatas, ni fue publicada por ningún medio oficial.

Más aún, acusan que las entrevistas realizadas por la Comisión de Justicia no contaron con el tiempo para analizar perfiles y posturas, por el contrario, evidenciaron un proceso poco serio y con prisas.

El comunicado firmado por ONG’S como Artículo 19 México y Centroamérica; Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos; Justicia para las Mujeres; Fundar; Centro de Análisis e Investigación; Grupo de Información en Reproducción Elegida, y México Evalúa, añade que la elección de Alcántara por el Senado ilustra como las designaciones están en función de arreglos políticos en lugar de considerar criterios como la capacidad e independencia de los perfiles.

Agrega que la llamada “cuarta transformación” atraviesa por cambiar estas prácticas y garantizar un buen gobierno.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here