La cancillería mexicana recuerda que el Departamento de Justicia de Estados Unidos emitió el lunes un aviso de propuesta de reglamentación con el propósito de restablecer al Fiscal General la autoridad que permitiría al Departamento de Seguridad Nacional recolectar muestras de ADN de detenidos no estadounidenses.

La finalidad de tal medida sería facilitar sus esfuerzos de investigación y reducción de delitos federales, estatales y locales.

Ante ello, la Secretaría de Relaciones Exteriores manifiesta su preocupación por dicha medida y reitera el compromiso de asistencia y protección a sus connacionales en Estados Unidos.

En un comunicado, añade que mediante su Embajada y red consular en ese país, se mantendrá atenta a la implementación de dichas políticas, con énfasis en el uso apropiado y el respeto a la privacidad de la información de ciudadanos mexicanos almacenada por las autoridades estadounidenses.

La ‘Ley de huellas dactilares de ADN’ fue aprobada por la Cámara de Representantes y el Senado estadounidenses desde 2005 con el fin de almacenar y rastrear datos recopilados de personas arrestadas, acusadas o condenadas en relación con delitos graves.

En diciembre de 2008, el Departamento de Justicia publicó en el Registro Federal una regla que permitió al Departamento de Seguridad Nacional no recolectar muestras de ADN de personas detenidas no estadounidenses.

Sin embargo, el nuevo cambio elimina esa excepción y restablece al Fiscal la autoridad plenaria para autorizar y ordenar a cualquier agencia federal que “recolecte muestras de ADN de individuos arrestados, acusados ​​o condenados o de personas no estadounidenses detenidas bajo la autoridad de Estados Unidos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here