El mundo enfrenta el problema del nuevo ciclo escolar en tiempos de coronavirus, y en el caso del Reino Unido, el  primer ministro británico Boris Johnson dijo que su gobierno tiene el deber moral de garantizar que los niños regresen a la escuela el próximo mes. 

En un articulo difundido hoy en el Mail ir Sunday,  el primer ministro señala que la mayoría de los alumnos han estado fuera de las escuelas desde que comenzó la cuarentena  en marzo debido al coronavirus, aunque algunos de primaria han regresado.

La mayoría de las escuelas del Reino Unido comienzan el nuevo ciclo escolar  a principios de septiembre, mientras que los planteles de Escocia reabrirán esta semana.

La cifra de muertos por coronavirus en Gran Bretaña es de más de 46 mil 500, la cifra más elevada de Europa.

Johnson dijo que “mantener nuestras escuelas cerradas un momento más de lo absolutamente necesario es socialmente intolerable, económicamente insostenible y moralmente indefendible”.

Los expertos estiman que Reino Unido  relajó las restricciones hasta donde es posible sin causar un rebrote de casos. 

Sin embargo analizan que es posible que algunos establecimientos deban cerrar como es el caso de los pubs, para que las escuelas reabran por completo.

Por otra parte,  se dio a conocer que el número de empresas británicas que planearon recortar personal en junio fue 5 veces mayor comparado con el año pasado,  señal del impacto económico del COVID-19.

La economía del Reino Unido se contrajo más de 20% en la primera mitad de 2020 y, a pesar de algunos signos de recuperación, el Banco de Inglaterra dice que la economía se contraerá 9,5% este año.

En la pandemia, el gobierno ha estado pagando los salarios de casi 10 millones de trabajadores que están de licencia. Los economistas predicen un aumento del desempleo cuando ese programa finalice en octubre. (AP)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here