La diminuta población polaca de Miéjce Orzańskie tiene una particularidad que seguramente forma parte del libro Guinness de los récords, ya que lleva una década sin que nazca un solo varón.

 

Los registrados indican que el último niño nacido en este pueblo de 300 habitantes cumplirá pronto los 10 años, pero su familia se mudó del lugar, por lo que el hombre más joven del lugar tiene 12 años de edad.

 

La situación se encuentra en tal punto ahora que  el alcalde de la localidad, Rájmund Fríschko, dio a conocer un plan para galardonar a la primera pareja que dé a luz a un niño varón.

 

Citado por el medio The First News, el alcalde dijo que no revelaría cual es el premio, pero aseguró que será “atractivo”.

 

“Nacen niñas de manera permanente, y los nacimientos de niños son raros. No será fácil explicar este enigma”, comentó Frischko, quien tiene dos hijas.

 

Rafal Ploski, jefe del Departamento de Genética de la Universidad Médica de Varsovia, investigará el asunto, empezando por el estudio de los certificados de nacimiento del pueblo, y luego averiguará si los progenitores tienen algún tipo parentesco, aunque sea remoto.

 

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here