El término canguro es el nombre común que se utiliza para designar a las especies de mayor tamaño de la subfamilia Macropodinae, a la que no sólo pertenecen las especies de canguros, ualabíes y ualarúes, sino también otras conocidas como canguros arborícolas, cuocas, dorcopsis y pademelones.

Los canguros se encuentran principalmente en Oceanía, y es popularmente conocido como el animal más representativo de Australia, con una esperanza de vida de aproximadamente 18 años; el término deriva de gangurru, palabra de los aborígenes australianos, que fue escrito por primera vez por el explorador James Cook el 4 de agosto de 1770.

No obstante una leyenda extendida afirma que el nombre habría surgido al preguntar los occidentales el nombre de aquel animal y que su respuesta era “Kan Ghu Ru”; su significado, según la leyenda, no era el nombre del animal, sino la frase “no le entiendo”. Pero esta leyenda no tiene fundamento.

Su reproduccion varía mucho con las especies. El canguro rojo es un reproductor oportunista, ya que se aparea y reproduce cuando las condiciones estacionales son favorables para la cría de la prole. Los canguros grises procrean durante todo el año, pero paren más crías en los meses de verano, pues salen de la bolsa en la época ideal, la primavera. Otras especies tienen una estación reproductora más restringida.

Existen muchas especies de canguros, de las cuales predominan el canguro rojo, el cual es el mayor de los marsupiales aún en existencia y que puede medir 1.5 m de altura y pesar 85 kg.; el canguro gris oriental que es menos conocido que el canguro rojo, pero avistado más frecuentemente, ya que su rango cubre el área oriental fértil australiana; y el canguro gris occidental, de tamaño menor y encontrado al sur de Australia.

Los canguros son los únicos animales grandes que se desplazan dando saltos, los cuales se efectúan moviendo sus piernas a la vez, convirtiéndose un modo de locomoción rápido y económico, pues a altas velocidades consumen una fracción de la energía que consumirían desplazándose de otra manera; por ejemplo, la velocidad de desplazamiento confortable del canguro rojo es entre 20 y 25 km/h, pero puede alcanzar velocidades de hasta 70 km/h en distancias cortas y puede mantener una velocidad de 40 km/h por cada 2 km.

Y es que debido al largo de sus pies no puede caminar correctamente, por lo que para moverse a velocidades bajas usan sus colas como un trípode junto con sus patas delanteras; de esta manera pueden mover sus pies un paso hacia adelante; a lo largo de los siglos, su cuerpo ha evolucionado de una manera que favorece los botes tan característicos que dan, sus patas inferiores tienen una fuerza enorme y sus tendones funcionan como muelles enormes que les facilitan el rebote.

La razón por la que los canguros han desarrollado esta forma de moverse es que en Australia existe un desierto enorme por el que resulta muy costoso moverse, y con sus saltos invierten poca energía en desplazarse y pueden moverse para alimentarse, beber o huir a más velocidad y con menos esfuerzo que otros animales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here