La escena de cada inicio de año es la misma, y apenas se fueron los festejos navideños y de Año Nuevo quedan atrás, no pocas personas buscan recuperar su peso normal mediante ejercicio más exigentes que los cotidianos para el cuerpo. no es aconsejable hacerlo

Y es que el instituto podológico británico College of Podiatry indica que estos cambios en el nivel de actividad física causan que 1 de cada 3 personas que comienzan este tipo de entrenamiento registren lesiones.

Ante esto, el osteópata Garry Trainer señaló en un artículo publicado en el Daily Mail que la severidad de algunas de estas lesiones puede causar pérdida de movilidad e incluso provocar un aumento de peso, es decir, el efecto contrario al buscado.

Señaló además que el clásico ejercicio de abdominales uno de los ejercicios más populares del mundo junto a las sentadillas y las flexiones de brazos, es el más peligroso durante las rutinas de entrenamiento caseras.

Esta forma de entrenamiento consiste en recostarse en una superficie plana con las rodillas flexionadas y los pies apoyados en el piso para luego elevar completamente el torso utilizando los músculos abdominales sin apoyarse en ninguna parte de la espalda.

Los músculos que se extienden desde la parte frontal de los muslos hasta la zona de las vértebras lumbares, y pueden contraerse demasiado a causa del esfuerzo, tirando la región lumbar de la columna hacia adelante al tiempo que se rota  la pelvis hacia atrás.

A su vez, esta posición retorcida de la pelvis puede comprimir los discos, causando un dolor intenso, por lo que el médico se refirió a esta rutina llamada ‘sit-ups’, como “lo peor que puedes hacerle a tu espalda” y como “un accidente espinal listo para ocurrir”.

Este ejercicio ha sido prohibido en el Ejército de Estados Unidos a causa del alto índice de lesiones asociadas e instó a remplazarlo con la plancha anaeróbica. (RT)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here