La norteamericana Johnson & Johnson dio inicio este miércoles a la etapa final de un estudio para probar si una vacuna de una sola dosis contra el Covid-19 puede proteger del virus, en un amplio análisis donde se probará la vacuna en 60 mil voluntarios en Estados Unidos, México, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú y Sudáfrica.

El de Johnson & Johnson es uno de los mayores estudios de vacunas del mundo contra el coronavirus hasta el momento, en momentos en los que otras vacunas en Estados Unidos como las de Moderna Inc. y Pfizer Inc., y otras en varios países, se encuentran en la etapa final de pruebas.

Existen esperanzas de que a fines de año haya éxito con al menos una de las candidatas que se están probando en Estados Unidos y funcionarios de salud estadounidenses insisten en que la búsqueda mundial de una vacuna no está usando atajos que representen un riesgo en cuanto a su efectividad y seguridad.

De acuerdo con el doctor Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos, “queremos hacer todo lo que podamos sin sacrificar la seguridad o la eficacia. No vamos a hacer eso, para asegurarnos de terminar con vacunas que salvarán vidas”.

Muchos especialistas en vacunas se preguntan si la Administración de Alimentos y Medicamentos se apegará a ese objetivo pese a la presión del gobierno del presidente Donald Trump, quien busca la reelección en las elecciones de noviembre y manipula los tiempos para la aparición de una nueva vacuna.

Trump tuiteó hoy una liga a un informe noticioso sobre el estudio de Johnson & Johnson, diciendo que la FDA “debe actuar con rapidez”, en momentos en los que  la prueba de otra vacuna fabricada por AstraZeneca, fue detenida en Estados Unidos mientras las autoridades examinan cuestiones de seguridad, a pesar de que los estudios con ella ya se reanudaron en otros países. (con informaci´´on de AP)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here