Ante la anarquía existente entre las empresas de préstamo de scooters y bicicletas sin anclaje, el gobierno de la Ciudad de México decidió meterlos en cintura y serán tratadas tal como sucede con el Programa Ecobici.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum asegura que no se permitirá una competencia desleal entre estas empresas y ante las protestas vecinales como la del pasado fin de semana en colonias como Hipódromo. Condesa y Juárez, dichas empresas pagarán una contraprestación

Y es que los usuarios dejan sus transportes donde quieren lo mismo sobre banquetas, que en rampas para personas en silla de ruedas o pasos peatonales.

Por su parte, el secretario de movilidad capitalino, Andrés Lajous, señaló que darán  45 días de permiso a las empresas de bicis y scooters sin anclaje para realizar una base de datos.

Deberá incluir número de unidades que posee cada empresa y la forma en la que operan, para regular su actividad y que no salgan afectados los peatones u aquellos que no cumplan la normatividad, no podrán operar en la Ciudad de México, advierte el funcionario

Lajous explicó  que este permiso contendrá un límite de unidades que podrá operar cada empresa y una determinación de cuáles son los lugares en donde no podrán dejar bicicletas y patines.

Especialistas en movilidad han comentado que estos servicios sin anclaje son buena alternativa para transportarse en la capital del país, pero que sí es necesaria una regulación al respecto para que todos puedan beneficiarse de dichos servicios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here