La Organización iraní de energía atómica reporta este lunes que las reservas de uranio enriquecido de Irán sobre pasarán a partir del 27 de junio el límite fijado en el acuerdo internacional de 2015 sobre su energía nuclear.

Behruz Kamalyandi, vocero del organismo, dijo en conferencia de prensa que “hoy empezó la cuenta atrás para sobrepasar los 300 kilogramos de reservas de uranio enriquecido y, en 10 días superaremos ese límite”.

Esto se produce luego que desde principios de mayo, Irán anunció que dejaba en suspenso algunos de sus compromisos del Plan de Acción integral, un año después de que el presidente Donald Trump retirara a Estados Unidos del mismo y reintrodujera las sanciones económicas al país.

A pesar de la retirada de Estados Unidos, Alemania, Francia, Reino Unido, Rusia y China siguen formando parte del acuerdo.

En virtud del mismo, Irán se comprometió a reducir su capacidad nuclear durante varios años y a permitir que los inspectores internacionales supervisaran sus actividades a cambio de que le levantaran las sanciones. También pidió a Irán que exportara uranio enriquecido y agua pesada para garantizar que las reservas del país se mantuvieran dentro del límite de producción establecido en el acuerdo, pero las restricciones de Estados Unidos han hecho que esas exportaciones sean imposibles.

Por otro lado, el secretario del Departamento de Estado norteamericano, Mike Pompeo, reiteró que “Irán no conseguirá armas nucleares” y que ese es el “objetivo” de la campaña de Washington contra Teherán, con el “propósito” de generar “estabilidad” en Oriente Medio.

En entrevista concedida a la cadena Fox News, el secretario de Estado aseguró que “el presidente Trump no ha dado lugar a la ambigüedad. Irán no conseguirá armas nucleares. Ese el propósito, el objetivo de toda nuestra campaña con respecto a Irán, y crear estabilidad en Oriente Medio es parte de este esfuerzo”.

Pompeo volvió a acusar sin pruebas a Irán de la escalada de tensión en la zona, asegurando que perpetró los recientes ataques contra buques comerciales que navegaban por las aguas del estrecho de Ormuz, así como de media docena de agresiones por todo el mundo en los últimos meses, sin decir cuáles y con qué pruebas.

El funcionario del gobierno de Donald Trump garantizó que Washington cuenta con “muchos informes de inteligencia y muchas pruebas” al respecto y dijo que “el resto del mundo acabará viendo su mayoría”.

La única “prueba” presentada por el departamento de estado es un video pobremente grabado, el cual apareció horas después de los ataques la semana pasada contra 2 cargueros en el golfo de Omán, acción que según Pompeo es parte de un patrón de agresiones perpetradas por “el Gobierno iraní o por sus “secuaces”.

Las declaraciones del secretario de Estado de Estados Unidos ocurren luego de que al menos uno de dichos ataques achacados a Irán, ocurrió el pasado 31 de mayo en Kabul, Afganistán, reivindicado por los talibanes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here