El cambio para México es profundo y se inicia desde las regiones que por décadas han permanecido en el olvido, sostuvo la Secretaria de Bienestar, María Luisa Albores González, al destacar que se combatirá la desigualdad desde el territorio y no desde el escritorio.

Al presentar los lineamientos, alcances y objetivos de la Política Social, dijo que entre las prioridades del Gobierno de México está la de impulsar el desarrollo de las personas y de sus comunidades como un ejercicio efectivo de inclusión social.

Ante el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat y servidores públicos, la Secretaria Albores González resaltó que se dará especial atención a las personas que tradicionalmente han estado olvidadas: niñas, niños, jóvenes, indígenas, adultos mayores, mujeres y personas con discapacidad, recordando siempre el mensaje del Presidente López Obrador en el sentido de que “por el bien de México, primero los pobres”.

Informó que la dependencia trasladará su sede a la ciudad de Oaxaca, desde donde desplegará los programas y políticas públicas contra la desigualdad.

Lamentablemente la pobreza, dijo, ha pegado más en el sur sureste del país.  “De Oaxaca hemos aprendido su solidaridad, de su colaboración, del tequio y la faena, de la mano vuelta”, expresó.

La funcionaria resaltó los propósitos de cada uno de los programas prioritarios que están en operación en todo el país, basados en el principio de fomentar la inclusión social.

El Programa Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores, otorgará mil 275 pesos al mes a mujeres y hombres mayores de 68 años y de 65 años para quienes viven en comunidades indígenas o zonas de alta marginación.

Con el Programa Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad, la funcionaria explicó que se apoyará con becas por mil 275 pesos mensuales a niñas, niños, jóvenes e indígenas menores de 29 años.

Asimismo, el Programa Sembrando Vida, cuya primera etapa abarcará nueve estados de la República, tiene como objetivo la plantación de árboles frutales y maderables en un millón de hectáreas y generará 400 mil empleos permanentes.

“Estaremos cerca de la gente donde trabaja y vive. Iremos a la sierra, a los valles, a la selva, a las zonas urbanas marginadas para orientar nuestro trabajo a partir de las necesidades y demandas de quienes menos tienen”, aseguró la Secretaria de Bienestar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here