Convenios entre Estados Unidos y reino Unido permitirán a la policía británica compartir con plataformas de redes sociales con sede en Estados Unidos como Facebook y WhatsApp, mensajes cifrados de los usuarios sospechosos de delitos penales graves.

El acuerdo se hará oficial en octubre y gigantes tecnológicos estadounidenses deberán dar a la Policía acceso a mensajes de presuntos terroristas, pedófilos y otros sospechosos de delitos graves. Hoy día la policía del Reino Unido solo puede acceder a información de redes sociales en caso de amenaza inmediata para la vida.

Según el diario inglés The Times, ambos países acordaron no investigar a los ciudadanos del otro como parte del tratado, y Estados Unidos no podrá utilizar información obtenida de empresas británicas en casos que puedan conllevar la pena de muerte informa The Times.

El convenio se produce 2 meses después de la sentencia de Stephen Nicholson, británico condenado a 33 años de cárcel por el asesinato de Lucy McHugh, una adolescente de 13 años.  En la investigación la policía del Reino Unido criticó a Facebook por negarse a proporcionar los mensajes que Nicholson le envió a la víctima. Facebook no facilitó la contraseña hasta el día de inicio del juicio un año después de haber sido solicitada.

Reino Unido considera que el acuerdo de acceso a datos se convertirá en una herramienta vital en la lucha contra el terrorismo y el abuso sexual, ya que consideran que la “errónea lealtad a los clientes” que mostraban las plataformas se ha traducido hasta ahora en una ayuda a los criminales. (agencias)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here