La Policía Civil de Brasil denunció por difamación a la joven Najila Trindade, quien acusó de violación al futbolista Neymar en un hotel de París, y que insinuó que los agentes no estarían investigando el caso como es debido porque la policía está “comprada”.

En una parte de la denuncia presentada por el comisario José Fernando Bessa, se explica que “analizando el contenido de las declaraciones de Najila a la prensa, sobre todo cuando es cuestionada por las huellas dactilares recogidas en la puerta de su apartamento, verifico que se ha maculado no sólo el honor de la Policía Civil como institución (…) sino sobre todo el de los funcionarios encargados de la colecta del material datiloscópico”.

Trindade insinuó en entrevista a la cadena de televisión SBT que la policía brasileña está “comprada”, después de ser cuestionada sobre el supuesto robo de un tablet, en su apartamento en São Paulo donde teóricamente estaría guardado un video que probaba la acusación que hace contra el delantero.

El periodista afirma, en una parte de la entrevista, que la policía solo encontró huellas dactilares suyas y de su empleada doméstica en el apartamento supuestamente invadido por ladrones, a lo que Trindade respondió: “Sí, pero la policía está comprada, ¿no? ¿o yo estoy loca?”.

La joven perdió en los últimos días a 2 abogados debido a la falta de confianza en su cliente, y el segundo de ellos tomó la decisión de abandonar el caso después de que la mujer se negara a entregar su celular a la policía.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here