Las autoridades chinas aplicarán la prueba del coronavirus a los 11 millones de habitantes de Wuhan, ciudad donde surgió la enfermedad, luego de que se detectarán 6 personas infectadas en un complejo residencial de la ciudad, el pasado fin de semana.

Se trata de los primeros casos nuevos en más de un mes, y aunque no se ha hecho oficial, las autoridades del distrito confirmaron haber recibido instrucciones de la comisión municipal a cargo de la emergencia.

Wuhan ha sido la ciudad de China más  castigada por la enfermedad, y de las 4 mil 633 muertes reportadas en el país, 4 mil 512 fueron en la provincia de Hubei, incluyendo 3 mil 869 en Wuhan, su capital.

China impuso una cuarentena sobre la mayor parte de Hubei a fines de enero en que se le prohibió la población entrar o salir de la provincia, usar el transporte público o salir de sus casas. El confinamiento fue levantado fuera de Wuhan después de dos meses y en Wuhan el 8 de abril, pero el rebrote de la enfermedad provocó la rápida reacción de las autoridades, que destituyeron al secretario del Partido Comunista del distrito donde fue detectado el nuevo foco.

Por otra parte, la ciudad de Jilin, ubicada al noreste del país, se ha visto obligada ha cerrar parcialmente sus fronteras y las autoridades suspendieron temporalmente los enlaces de transporte después de que se registrara un foco de infección local que hace temer un segundo brote de coronavirus.

El vicealcalde de Jilin, ciudad de unos 4 millones de habitantes, advirtió este miércoles que la situación es “extremadamente severa y complicada”, y que “existe un gran riesgo de una mayor propagación”, por lo que solo se permitirá que los residentes salgan de la ciudad si han resultado negativo en test de covid-19 en las últimas 48 horas y con la condición de que completen un período de “estricto autocontrol y aislamiento”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here